FANDOM


UEFA Europa League 2015/17 Final
AFC Ajax 3-4 KRC Genk
Estadio: Olímpico de Berlín Fecha: 15 de mayo de 2016 19:30 hs
Goles
Marco Ruben 4'

Dimitrev Nikolaevich 12'


Dimitrev Nikolaevich (P) 45'

Aleksei Verplancke 62'

Hiddie Ouwerkerk 73'

Hiddie Ouwerkerk 84'

Kristoff Janssen 95'

 Ajax vs. Genk, fue el partido que se disputó el 15 de mayo de 2016 en el estadio Olímpico de Berlín, en Alemania, por la Final de la UEFA Europa League, participando los ya mencionados Ajax y Genk. Antes del partido, algunos jugadores, tanto del club holandés como el club belga, cancherearon sobre el partido, la declaración más picante fue la de Dimitrev Nikolaevich, joven goleador del Ajax, que dijo

"Le diría a los dirigentes de la UEFA que vayan poniendo el nombre de AFC Ajax a la copa, porque nuestra victoria está asegurada".

Por el otro lado, Hiddie Ouwerkerk, el joven holandés goleador del Genk comentó sobre qué sentía al enfrentar al Ajax (club al que se fue a probar de chico y fue rechazado)

"Sinceramente, no siento nada por enfrentar al Ajax. Pero siempre les estaré agradecido por haber dejado probarme, y a raíz de esto, llegar a donde estoy"

En la previa del partido, cuando ambos conjuntos salían a hacer el reconocimiento del campo de juego y posteriormente a calentar, hubo incidentes fuera del estadio entre los "Ultras" del Ajax, quienes agredieron a los pacíficos hinchas del Genk. La policía alemana detuvo a aproximadamente 44 ultras que tenían manoplas, navajas, pistolas, municiones, entre otros objetos peligrosos. Al minuto 4, el delantero argentino Marco Ruben abrió el marcador a favor del Ajax. Los hinchas holandeses, luego de esto, cantaban 

"Genk Genk abandona ya, que sino la máquina rojiblanca te aplastará"

Estos cantos desconcertaban al club belga, pero podían mantenerse bien moralmente con ayuda de su público, quien contrarrestaba los cánticos de los fans del Ajax con los suyos.  A los 12 Nikolaevich marca el segundo del Ajax con una volea espectacular afuera del área. En el final del primer tiempo, Nikolaevich vuelve a marcar de penal, estableciendo el 3-0. Las cosas ya estaban prácticamente definidas. Cuando se fueron al descanso, los holandeses ya cantaban "Vamos campeón". En la otra hinchada era todo tristeza y llanto, porque no encontraban una explicación para entender por qué se estaba perdiendo de esa manera.

Varios minutos después de haber iniciado el ST, a los 62, Aleksei Verplancke marcó el descuento del Genk, que encendió la pequeña chispa de ilusión por dar vuelta el resultado. En el minuto 73, Ouwerkerk vuelve a descontar con un golazo, y la chispa iba aumentando cada vez más. Al 84, Hiddie vuelve a convertir y el empate se hizo realidad. El Ajax, con la idea de arrastrar el partido al tiempo extra (y quizás a los penales) y atónito frente a semejante situación, se refugió prácticamente bajo su arco, dejándole infinidad de espacios al Genk para que ataque y pueda marcar. Cuando llegaron a los 90, el Genk mandó a todo su equipo al campo rival en el acto desesperado por establecer el gol de la victoria.

A los 95, faltando 1 minuto para el final del tiempo reglamentario, Verplancke se la roba a "puro corazón y huevos" a Nikolaevich y arranca desde el fondo. Llega a las afueras del área del Ajax. Lo ve a Ouwerkerk por la banda derecha y le da un pase con sombrerito incluido. Ouwerkerk se frena ahí, de pronto llega Dimitrev con la intención de cortar el ataque. Sin desesperarse, Hiddie le tira un túnel a Nikolaevich y un caño a Bastian Kergs (defensor del Ajax), e instantáneamente tira el pase a Janssen. El envío elude al arquero, y Kristoff se frena, para empujarla de taco en el arco y festejar como si no hubiera mañana.

El estadio explotó. La felicidad, del lado del Genk, era indescriptible. Los jugadores del Ajax, miraban hacia cualquier lado con una expresión de desazón en su máximo esplendor. Algunos, al recibir la medalla de sub-campeón, se la dieron al público holandés (que no las aceptó), y, en silencio, se retiraron del estadio, mientras los belgas festejaban a lo loco.

El partido quedaría grabado en la historia de la Europa League, demostrando que si uno piensa que puedo lograrlo, probablemente lo logrará.